Con más frecuencia, el entrenamiento del BOX recibe más usuarios en consultas de fisioterapeutas. Son lesiones ocurridas durante la práctica, por movimientos mal ejecutados o falta de ayuda de profesionales durante los entrenos. Destacamos las zonas más vulnerables a las lesiones, estas son:

Tendinitis Rotular
La causa suele producirse por un mal gesto (sentadillas, carrera…) que poco a poco daña el tendón y produce una inflamación en el mismo. También se produce por la debilidad del cuadriceps.

Para solucionarlo es importante corregir esas malas posturas, así como el uso de buen material deportivo (zapatillas, plantillas…), el reposo combinado con ejercicios de estiramiento y rehabilitación. Aplicar calor y cintas kinesiológicas, pueden ayudar a sanar más rápidamente.

 

Zona Lumbar
La zona baja de la espalda es una de las más comunes a problemas en la práctica de este deporte. Principalmente causada por una técnica errónea al realizar movimientos de cadera (levantamiento de pesas, movimientos bruscos, aplicar técnica inadecuada) y al realizarlos con falta de calentamiento o flexibilidad en los músculos extensores de cadera.

Si te ves envuelto en un dolor lumbar, es primordial dejar de levantar pesas, parar la actividad física y acudir a un profesional cuanto antes. La espalda es un complejo sistema de huesos, músculos y nervios donde se encuentra la espina dorsal. Un problema en la espalda no es como una luxación en la muñeca. Puede causar efectos o taras que te acompañen de por vida.

 

Inflamación del Periosto
El periosto se conoce como la zona que cubre el hueso en la zona anterior a la tibia.
Es un problema común en corredores de larga distancia y la provoca el roce repetido de los músculos. En el BOX, está mayormente causado por correr saltar, usar la cuerda y una técnica incorrecta durante los levantamientos, que suele producirse cuando se reparte demasiado peso a las puntas de los pies.

Es importante corregir la mala técnica y si se sufre, descanso continuo (especialmente si el dolor no disminuye, se requiere hasta un mes de parada). Es importante saber dominar la técnica y tratar de evitar ejercicios que puedan empeorar esta condición. 


Como conclusión, recordar atletas que para evitar lesiones, no solo es importante el pre y post calentamiento, rodearse de profesionales que puedan ayudarte a detectar esos errores antes de que sea tarde. También es importante saber dejar el ego fuera del BOX, no intentes levantar más de lo que puedes y no intentes competir ni terminar más series antes de que pare el cronómetro. Como dice el dicho “la prisa mata” y es en esos momentos cuando tendemos a desmerecer la técnica para buscar resultados que a la larga, nos pueden dejar K.O. de toda actividad deportiva.